HORARIOS DE MISAS

 

Viernes 19:00 h, sábado 19:00 h., domingo 10:00 h., 12:00 h., 19:00 h.

Rezo del rosario: 18:30 h. (viernes, sábado y domingo)

Cómo se reza el Santo Rosario

Durante la oración del Santo Rosario se meditan los misterios de nuestra fe. Meditamos en el corazón, como María. Con ella vamos a Jesús para entregarnos al Padre.

Cuando pensamos en Jesús, meditando los misterios de la revelación, profundizamos nuestra fe y valoramos lo que El ha hecho por nosotros. La mejor forma de lograr esa meditación es hacerla con Su Madre, la Virgen María. Empezamos a comprender, a la vez, el gran papel que juega María en nuestra Redención. Los misterios del rosario nos acercan más a Jesús y a María. 

A las 19:30 h. media hora antes del comienzo de la misa de la tarde rezamos el Santo Rosario). ¡Te esperamos!

 

La señal de la Cruz

V. Señor, abre tú mis labios. R. Y mi boca proclamará tu alabanza.

V. ¡Señor, ven en mi ayuda! R. Y apresúrate a socorrerme.

V. Gloria al Padre... R. Como era... 

Misterios Gozosos (Se rezan los lunes y los sábados)

1. La Encarnación del Hijo de Dios (Lucas 1:26-38).

2. La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel (Lucas 1:39-53).

3. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén (Lucas 2:6-19).(Se rezan los martes y los viernes)

4. La Purificación de Nuestra Señora (Lucas 2:22-40).

5. El Niño perdido y hallado en el Templo (Lucas 2:41-52).

 

Misterios Dolorosos (Se rezan los martes y los viernes)

1. La Oración del Huerto (Mateo 26:36-41).

2. La Flagelación del Señor (Juan 18:36-38; 19:1).

3. La Coronación de espinas (Marcos 15:14-17; Mateo 27:24-30).

4. La Cruz a cuestas (Juan 19:17; Lucas 9:23).

5. Jesús muere en la Cruz (Juan 19:25-30).

 

Misterios Gloriosos (Se rezan los miércoles y los domingos)

1. La Resurrección del Señor (Marcos 16:6-8).

2. La Ascensión del Señor (Mateo 28:18-20; Hechos 1:9-11).

3. La Venida del Espíritu Santo (Hechos 2:1-4).

4. La Asunción de Nuestra Señora (Cantar 2:3-6,10).

5. La Coronación de María Santísima (Cantar 6:10; Lucas 1:51-54).

 

Misterios Luminosos (Se rezan los jueves)

1. El Bautismo de Jesús en el Jordán 2 Co 5, 21; . Mt 3, 17.

2. Las bodas de Caná; Jn 2, 1-12.

3. El anuncio del Reino de Dios Mc 1, 15; Mc 2. 3-13; Lc 47-48.

4. La Transfiguración; Lc 9, 35.

5. La Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual. Jn13, 1.

 

En cada contemplación del misterio, se reza un Padre Nuestro, diez Ave Marías y un Gloria, seguidos de la oración siguiente:

 

V. María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia.

R. En la vida y en la muerte ampáranos Señora y Madre Nuestra.

Al finalizar los misterios de cada día,  se rezan las Letanías Lauretanas

 

La Letanía Lauretana

V. Señor, ten misericordia de nosotros. R. Señor, ten misericordia de nosotros

V. Cristo, ten misericordia de nosotros. R. Cristo, ten misericordia de nosotros

V. Señor, ten misericordia de nosotros. R. Señor, ten misericordia de nosotros

V. Cristo, óyenos. R. Cristo, óyenos

V. Cristo, escúchanos. R. Cristo, escúchanos

V. Dios, Padre celestial. R. Ten misericordia de nosotros

V. Dios Hijo, Redentor del mundo. R. Ten misericordia de nosotros

V. Dios Espíritu Santo. R. Ten misericordia de nosotros

V. Trinidad Santa, un solo Dios. R. Ten misericordia de nosotros

V. Santa María. R. Ruega por nosotros

V. Santa Madre de Dios. R. Ruega por nosotros

V. Santa Virgen de las vírgenes. R. Ruega por nosotros
V. Madre de Cristo. R. Ruega por nosotros
V. Madre de la Iglesia. R. Ruega por nosotros
V. Madre de la divina gracia. R. Ruega por nosotros
V. Madre purísima. R. Ruega por nosotros
V. Madre castísima. R. Ruega por nosotros
V. Madre virginal. R. Ruega por nosotros
V. Madre sin mancha. R. Ruega por nosotros
V. Madre inmaculada. R. Ruega por nosotros
V. Madre amable. R. Ruega por nosotros
V. Madre del Buen Consejo. R. Ruega por nosotros
V. Madre del Creador. R. Ruega por nosotros
V. Madre del Salvador. R. Ruega por nosotros
V. Virgen prudentísima. R. Ruega por nosotros
V. Virgen digna de veneración. R. Ruega por nosotros
V. Virgen digna de alabanza. R. Ruega por nosotros
V. Virgen poderosa. R. Ruega por nosotros
V. Virgen clemente. R. Ruega por nosotros
V. Virgen fiel. R. Ruega por nosotros
V. Espejo de justicia. R. Ruega por nosotros
V. Trono de sabiduría. R. Ruega por nosotros
V. Causa de nuestra alegría. R. Ruega por nosotros
V. Vaso espiritual. R. Ruega por nosotros
V. Vaso digno de honor. R. Ruega por nosotros
V. Vaso insigne de devoción. R. Ruega por nosotros
V. Rosa mística. R. Ruega por nosotros
V. Torre de David. R. Ruega por nosotros
V. Torre de marfil. R. Ruega por nosotros
V. Casa de oro. R. Ruega por nosotros
V. Arca de la alianza. R. Ruega por nosotros
V. Puerta del cielo. R. Ruega por nosotros
V. Estrella de la mañana. R. Ruega por nosotros
V. Salud de los enfermos. R. Ruega por nosotros
V. Refugio de los pecadores. R. Ruega por nosotros
V. Consuelo de los afligidos. R. Ruega por nosotros
V. Auxilio de los cristianos. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Ángeles. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Patriarcas. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Profetas. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Apóstoles. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Mártires. R. Ruega por nosotros
V. Reina de los Confesores. R. Ruega por nosotros
V. Reina de las Vírgenes. R. Ruega por nosotros
V. Reina de todos los Santos. R. Ruega por nosotros
V. Reina concebida sin pecado original. R. Ruega por nosotros
V. Reina elevada al cielo. R. Ruega por nosotros
V. Reina del Santísimo Rosario. R. Ruega por nosotros
V. Reina de la familia. R. Ruega por nosotros
V. Reina de la paz. R. Ruega por nosotros

V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. R. Perdónanos, Señor

V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. R. Escúchanos, Señor

V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. R. Ten misericordia de nosotros

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oremos: Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. R. Amén. 

 

Ntra. Señora del Rosario

 

La Virgen se apareció en 1208 a Santo Domingo de Guzmán, fundador de los dominicos, en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara entre los hombres.